Si

Yo

Fuera

Madre

Julia y David fueron pareja
David y Rocío fueron pareja
Rocío y Julia nunca fueron pareja, pero ambas han sido madres recientemente de Julieta y de Lucas. Julia mandó un mensaje a David proponiéndole hacer algo escénico durante su crianza. Un mes después Rocío le envió un mensaje casi idéntico. David propuso hacer algo todas juntas, o sea, Rocío, Julia, David, Julieta y Lucas.
Ese algo es SI YO FUERA MADRE.

Escrita desde la perplejidad y la herida, Si yo fuera madre despliega una “autoficción plural” porque no habla desde el ‘yo’ sino desde el ‘nosotras’. A partir de ella, plantea una indagación artística y vital sobre el amor después del amor, el hecho de ser  (p)madre y el lugar que ocupa la crianza en la sociedad.

 

Si yo fuera madre es un pasadizo por el que dos actrices con sus bebés escaparán de la disyuntiva a que se la quiere abocar: invisibilidad o desapego; y la oportunidad para que un dramaturgo que quiso ser padre y no lo ha sido nombre su herida y la conjure.

Todo ello será alimentado y cuestionado por la presencia de los bebés en la escena, que son presente y azar puros, y nos devuelven a la esencia de lo teatral: el encuentro colectivo con lo inaplazable y lo imprevisible; o sea, con el misterio de estar vivas.

«Si yo fuera madre comparece como posibilidad de repensar la escena (…) con un borrado que hace del teatro un territorio aún por explorar, caído en la virtualidad (…) un ensayo de autoficción mediante el que recuentan un pasado común hasta pararse, inermes, ante el torbellino del presente-futuro (…) un bello vértigo, sin duda”

Alfonso Crespo

ABC

«Un pieza que rezuma frecura y sinceridad. Una sonata contemporánea a tres voces»

Rosalía Gómez

Diario de Sevilla